De la belleza

Y un poeta dijo: “Háblanos de la belleza”.

Y él respondió: “¿Dónde hallar y qué hacer para encontrarla si ella no es vuestro camino y vuestro guía?

El humillado y el ofendido dicen: ‘La belleza es amable y abundante. Camina entre nosotros como una joven madre, avergonzada casi de su propia gloria’.

Y los apasionados dicen: ‘No, la belleza está hecha de fuerza y terror. Como la tempestad, que sacude la tierra bajo nuestros pies y el cielo sobre nuestras cabezas’.

El hastiado y el aburrido dicen: ‘La belleza está hecha de blandos murmullos. Habla en nuestro espíritu. Su voz invade nuestros silencios como una luz mortecina que tiembla de temor a las sombras’.

Mas el inquieto dice: ‘La hemos oído gritar entre las montañas. Y a sus gritos, retumbó un rodar de cascos, el batir de alas y el rugir de fieras’.

Durante la noche, los guardianes de la ciudad dicen: ‘La belleza vendrá con el alba desde Levante’.

Y al atardecer, los labriegos y los caminantes dicen: ‘La hemos visto inclinarse sobre la tierra desde las ventanas del crepúsculo’.

En invierno, el sitiado entre la nieve dice: ‘Vendrá con la primavera, saltando por las colinas’.

Y en el calor del estío, los segadores dicen: ‘La hemos visto danzando entre las hojas del otoño y vimos torbellinos de nieve en su cabello’.

Todo esto es lo que habéis dicho sobre la belleza.

Mas en verdad hablasteis no de ella, sino de vuestras necesidades insatisfechas.

20161124_084619

Y la belleza no es una necesidad, es un éxtasis. Ni una boca sedienta, ni una mano que suplica. Sino un corazón ardiente y un alma encantada.

No es la imagen que querríais ver, ni la canción que desearíais oír. Es una imagen visible aunque cerréis los ojos, y una canción que oís aunque os tapéis los oídos.

No es la savia que corre bajo la rugosa corteza, ni un ala adherida a una garra. Sino un jardín eternamente en flor y una bandada de ángeles eternamente en vuelo.

Pueblo de Orfalís: la belleza es la vida cuando la vida alza el velo y muestra su rostro esencial y sagrado. Mas vosotros sois la vida y el velo.

La belleza es la eternidad contemplándose en un espejo. Y vosotros sois la eternidad y el espejo”.

Fragmento sacado de “El profeta”, de Gibrán Jalil Gibrán.

20161124_084847

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: